miércoles, 19 de septiembre de 2012

Reseña: Percy Jackson y el ladrón del rayo - Rick Riordan

Título: Percy Jackson y el ladrón del rayo
Autor: Rick Riordan
Editorial: Salamandra
Páginas: 288
Saga: Percy Jackson y los dioses del Olimpo I
Precio: 12,50€
Año de publicación: 2005
Sinopsis:
¿Qué pasaría si un día descubres que, en realidad, eres hijo de un dios griego que debe cumplir una misión secreta? Pues eso es lo que le sucede a Percy Jackson, que a partir de ese momento se dispone a vivir los acontecimientos más emocionantes de su vida. Expulsado de seis colegios, Percy padece dislexia y dificultades para concentrarse, o al menos ésa es la versión oficial. Objeto de burlas por inventarse historias fantásticas, ni siquiera él mismo acaba de creérselas hasta el día que los dioses del Olimpo le revelan la verdad: Percy es nada menos que un semidiós, es decir, el hijo de un dios y una mortal. Y como tal ha de descubrir quién ha robado el rayo de Zeus y así evitar que estalle una guerra entre los dioses. Para cumplir la misión contará con la ayuda de sus amigos Grover, un joven sátiro, y Annabeth, hija de la sabia Atenea. El ladrón del rayo da comienzo a una apasionante serie de aventuras sobre un mundo secreto, el mundo que los antiguos dioses griegos han recreado a nuestro alrededor en pleno siglo XXI.

Opinión personal:

Hace bastante que me leí este emocionante libro, así que disculpadme si la reseña no es muy exacta o más breve de lo normal, aunque intentaré hacerlo de la mejor manera posible. 

Nuestro personaje es Percy Jackson, un chico disléxico y algo problemático, que no ha estado en un instituto más de un año entero. Tiene un mejor amigo, Grover, el único que parece comprenderle. Están en un museo de excursión con el colegio cuando la profesora que más manía le tiene se transforma en un horrible monstruo. 

A partir de ahí, su vida cambia por completo, porque, tras acudir a su casa y huir hacia un campamento para los llamados mestizos, descubre que es hijo de un dios, y ese dios no es otro que el gran Poseidon, dios de los mares.

Allí conoce a Anabeth, hija de Atenea, con la que al principio no se lleva muy bien, pero con la que entablará, más tarde, una bonita amistad. También descubre que su amigo Grover es un sátiro.

A los tres se les encomienda la misión de descubrir quién ha robado el rayo de Zeus y devolverlo al Olimpo, y juntos viajan atravesando Estados Unidos en busca del inframundo, que se encuentra en Los Ángeles (amo esa ciudad).

Los personajes son todos absolutamente geniales, me he enamorado de Percy, por su valentía; de Grover, por su fidelidad; y hasta de Anabeth, por su cabezonería, algo que la hace muy especial. Todos son fantásticos, hasta Ares, el que me parece de lo más sexy.

El libro en sí también me ha encantado, no ha habido ni un solo momento en el que me aburriera o en el que deseaba que las páginas avanzaran. Todo ha sido acción, acción, acción, acción. Además me ha servido para aprender mucho sobre los dioses griegos o recordarlo de cuando lo daba en clase (ya que el libro me lo leí en verano). 

También me ha gustado que sea una saga de varias partes, porque si no, me habría quedado con muchas ganas de más. Ya tengo el segundo en mis manos, así que pronto lo leeré y lo reseñaré. Y aquí acaba mi breve reseña. Percy Jackson y el ladrón del rayo es LECTURA OBLIGADA.

Nota: 8/10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada