viernes, 9 de noviembre de 2012

Reseña: La batalla del laberinto - Rick Riordan

Título: La batalla del laberinto
Autor: Rick Riordan
Editorial: Salamandra
Páginas: 320
Saga: Percy Jackson y los dioses del Olimpo (IV)
Precio: 14,50€
Año de publicación: 2009
Sinopsis:
A punto de comenzar primero de secundaria, Percy Jackson no espera emociones fuertes, sino más bien un aburrimiento soporífero. Pero cuando en la nueva escuela se presenta una vieja amiga, seguida de un par de animadoras diabólicas, los acontecimientos se precipitan y todo empieza a ir de mal en peor. Cronos, el malvado señor de los titanes, amenaza con destruir el Campamento Mestizo, donde se refugian los jóvenes semidioses.Para evistarlo, Percy y sus amigos deben emprender una arriesgada búsqueda a través del laberinto, un mundo subterráneo plagado de trampas peligrosas, monstruos furiosos y criaturas perversas, concebido para acabar con quienes se atrevan a profanarlo.

Opinión personal:
Después de estar muchísimo tiempo leyendo La conspiración (para que encima después no me gustara) por fin pude empezar a leer este libro. Aunque al principio fue un poco monótono, porque era lo mismo que en los anteriores libros, a partir de la segunda mitad, todo se volvió mucho más interesante, y puedo decir que estoy deseando poder leer el quito y acabar por fin la saga.

En el cuarto libro, Percy empieza yendo a una nueva escuela (como siempre, vamos) en la que se encuentra a Rachel Dare, sí, la pelirroja del tercer libro, y debido a unas animadoras diabólicas, tiene que huir del colegio (esto me suena, eh). Después de volver al campamento, Cronos, el señor de los titantes, sigue con su plan de destruir el campamento mestizo, por lo que Percy y Annabeth, acompañados de Grover y Tyson, tienen que recorrer el laberinto y encontrar a Dédalo para poder evitarlo. Además Grover sigue en busca del dios Pan, algo que tendrá más protagonismo en este libro que en los anteriores.

De los personajes creo que está todo dicho. Cada uno sigue siendo como era en los libros anteriores, y no hay nuevos personajes protagonistas, a excepción de Rachel Dare, que, aunque es una mortal, tendrá muchísima importancia en el libro, aunque mejor me callo el motivo para no estropearos una de las sorpresas.

La historia esta vez se identifica con la de Teseo. El tema de que las historias sean paralelas a los mitos griegos es algo que me gusta mucho, ya que el año pasado di cultura clásica en el instituto y es interesante que por lo menos la asignatura me sirvió para enterarme mejor de los libros de Percy Jackson.

Y por fin, después de cuatro libros, hay algo de amor. Poco, muy poco, pero hay algo, y, como es obvio, es entre Percy y Annabeth. Ya sé que el libro no tiene como objetivo ser de amor, pero es que ya lo necesitaba, ¡si la atracción fue evidente desde el principio! No adelanto lo que será, pero algo habrá, y espero que no haya acabado y en el quinto y último libro continúe. 

Por último, he de decir que al principio el libro se me hizo un poquito aburrido, porque todo era igual que en los libros anteriores. Y que se parezcan dos libros, vale; tres... bueno; pero cuatro ya era un poco pesado. Sin embargo, cuando mi esperanza empezaba a esfumarse, Rick Riordan supo como cambiar las tornas y hacer giros inesperados que me sorprendieron e hicieron que el libro remontase.

En conclusión, el libro, que al principio parecía que iba a ser igual que los anteriores, consiguió coger impulso y ser tan bueno como todos los de la saga, sobre todo con un final que dejó muchas ganas de más. Ahora espero impaciente a leer el último libro de la saga y poder saber cómo acaba la guerra entre dioses y titanes.

Nota: 7/10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada